PEÑA LA RINCHA
   
  AJAMIL DE CAMEROS
  Situación e historia de Ajamil
 



                                              

La localidad de Ajamil, se encuentra situada a 46 km. de Logroño, a una altitud de 1.046 m., es la población situada más al sur de la comarca del Camero Viejo. 


                                 

Limita con la Comunidad Autónoma de Castilla León, con la provincia de Soria.

Formó parte del Señorío de Cameros, dado por D. Enrique II a D. Juan Ramírez de Arellano en el año 1366.

Tiene una superficie de 73 kilómetros cuadrados, incluidos los términos de Larriba y Torremuña, ahora aldeas de Ajamil, y la forma de su mapa geográfico sorprende por su parecido al de España junto a Francia.

De la historia de Ajamil, conocemos detalles gracias a Ernesto Reinares, de sus libros extraemos los siguientes datos:

A Manuel Martínez García lo encontramos en el Madrid de 1762 como “Ministro del Rey nuestro señor en la Renta del Tabaco”; cuenta 35 años y había nacido en el pequeño pueblo de Ajamil de Cameros. Es el pionero de esta rama, a quien seguiría su hermano Domingo, cinco años más joven. Sin duda apoyado por aquél, escala nuevos peldaños en la administración: oficial de Tesorería Mayor, agente en Madrid del Consulado de Cádiz, tesorero de la princesa de Asturias, hombre de confianza de Godoy, con quien colaboró en la financiación de la fracasada guerra del Rosellón, para culminar en 1799 como Consejero de Hacienda de Carlos IV. Es cuando se hace  retratar por un artista anónimo de la escuela de Goya; magnífica obra conservada una colección privada riojana. Entre los sobrinos, citamos únicamente a Domingo Moreno Martínez; bajo dependencia directa de su tío en Tesorería Mayor, fue nombrado Contador de los Reales Ejércitos y, en 1818, Fernando VII le concede la Cruz de la Orden de Carlos III.

Domingo Moreno Martínez, añadirá nuevos matices a la causa de su fulminante salida de Madrid “de esta Corte para Sevilla a conducir las alajas y efectos de la pertenencia de  Dn. Manuel Godoy dejando su casa en el mayor abandono”. Cuando escribía esta confesión en 1833, podían airearse fidelidades al Principe de la Paz porque había dejado de ser polémico. El ajamileño, pues, gozaba de cierta confianza y estima intramuros de Palacio cuando le encomiendan la confidencial y arriesgada misión de poner a salvo los caudales que el famoso valido se llevó al exilio.   

 

A todos llegará a eclipsar Antonio Martínez Ulibarría, bautizado en el mismo lugar en 1770. Se movió en actividades cambistas y de especulación mercantil en la órbita de los Bauer y Bertrand de Lis, agentes en Madrid de la Banca judía de los Rothschild hasta acumular inversiones millonarias en deuda pública nacional y extranjera. Oficial de Tesorería con su pariente hasta la muerte de éste. Fernando VII le confió más tarde la gestión del Crédito Público y en 1823 es ministro de Hacienda y viaja a Londres y París en misiones secretas acerca de los empréstitos  negociados con los citados Rothschild. Consejero de Estado y miembro del estamento de Próceres del Reino, donde coincidió con García Herreros, fue senador por la provincia de Logroño en 1837; caballero gran cruz de la Orden de Isabel la Católica, falleció en 1843.

 

En estrecha afinidad con todos ellos vivió García Herreros los avatares de la guerra y posteriores momentos dramáticos de su carrera política. Pasarán pocos años para que refugiados en la plaza fuerte de Cádiz, puedan otorgarle su confianza con votos que lo hicieron diputado en las Cortes Constituyentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 


 
  Hoy habia 1 visitantes (19 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
CHOMI HERNÁN